¿Cómo debe ser la terapia para niños hiperactivos?Unidad Médica Centrolab

Sección de Noticias

¿Cómo debe ser la terapia para niños hiperactivos?

La hiperactividad es un trastorno que impide al niño mantenerse concentrado en una específica actividad, esto hace que presente una conducta poco apropiada en su entorno social. El déficit de atención por lo general afecta la capacidad del menor para escuchar y atender ordenes, completar o terminar las labores académicas, efectuar labores diarias en el hogar o incluso intervenir en juegos.

Para saber si tu hijo padece de este trastorno de atención, es necesario que el niño sea valorado por un especialista, el cual analizará cómo se comporta éste y a partir de ahí se dará un diagnóstico más acertado y se elegirá la terapia o tratamiento más adecuado.

¿Qué deben hacer los padres frente a la hiperactividad de sus hijos?

Si eres uno de esos padres que tiene un hijo que presenta déficit de atención, lo más conveniente es que trates de forma cariñosa y tranquila al niño, evitando los gritos y gestos exagerados.

Procura ayudar a tu hijos en las actividades que exijan concentración, lo primero que debes hacer es atraer su atención por la tarea que se planea realizar y una vez cuentes con su disposición debes sentarte con él para que juntos, paso a paso consigan ejecutarla y finalizarla.

Otro aspecto que como padre debes considerar es permitirle a tu hijo que se mueva con libertad en diferentes campos, pero estableciendo un orden en los horarios en los que se combinen actividades de gran intensidad con otras más pasivas.

Lo más recomendable es que las actividades con tus hijos sean breves para que vayan adquiriendo poco a poco un grado de concentración en cada tarea que realizan como por ejemplo recoger los juguetes u organizar el espacio que utilizaron para jugar.

Si deseas que el niño permanezca tranquilo, es esencial que le brindes un ambiente agradable en el cual él se sienta cómodo para evitar de esta forma reacciones fuertes o inesperadas.

Finalmente, es importante que los niños consigan reposar luego de experimentar una mañana de mucha actividad. Una siesta es una buena opción para que recuperen energías y al mismo tiempo permitan que las personas que se encuentran pendientes de su cuidado descansen también.

Si estás interesado en la terapia para niños hiperactivos, te invitamos a consultar con los especialistas de Centrolab llamando al 604-22-04.